SOLICITAR PRESUPUESTO
SOLICITAR
PRESUPUESTO
GRATUITO

Seguridad en torno a las instalaciones de energía solar

seguridad en instalaciones de energia solar

La instalación de sistemas de energía solar en una vivienda está de moda. Ya sea por el alto precio de la electricidad en nuestro país o bien por la necesidad de reducir la contaminación doméstica, por suerte cada vez más gente se suma a esta moda.

Es cierto que, además, su coste se ha visto reducido de manera sustancial en los últimos años, aunque no es una inversión de pocos euros. Por ello, es muy importante asegurar y proteger de la mejor manera posible nuestra instalación.

Seguros para instalaciones de energía solar.

Lo primero que hay que saber es que las propias empresas instaladoras nos dan cierto tiempo de garantía. Además, algunas compañías nos ofrecen seguros privados para sus instalaciones. Los seguros nos mantienen cubiertos económicamente por si le ocurre algo a nuestra instalación.

Algo que no sabe todo el mundo es que las instalaciones de energía solar suelen estar incluidas dentro de las coberturas de los seguros del hogar de algunas aseguradoras. Dentro de este tipo de seguros existe la diferencia entre continente y contenido. Por un lado, el continente es todo lo incluido dentro de la edificación, las instalaciones fijas como las de agua o calefacción y las instalaciones auxiliares privativas (como un garaje). En el caso del contenido, están cubiertos el conjunto de bienes incluidos en el interior de la vivienda. Cuando contratamos el seguro, primero se hace una valoración de toda la vivienda, tanto el contenido como el continente. En función de las coberturas que queramos en nuestro seguro pagaremos una prima u otra, en función de dicha valoración.

Dentro de la diferenciación contenido/continente, cada aseguradora incluye a las instalaciones de energía solar en un tipo u otro.

Algunas como MAPFRE las incluye dentro del continente. Según afirman, las instalaciones fijas de agua y gas,electricidad o energía solar o similares formarán parte del continente. Además, según algunas de sus condiciones, esta aseguradora nos asegura que garantizará el pago de la diferencia entre el rendimiento que se esperaba de la instalación solar asegurada y el rendimiento real que se ha dado. Para Línea Directa también son parte del continente, pero las consideran elementos privativos.

Se incluya en el tipo que sea, normalmente se instalan una vez tenemos tomado el seguro, por lo que cambiarán las condiciones y deberemos avisar a nuestra aseguradora. Ésta nos dirá si están incluidas o no o si cambia el valor de la prima si queremos que queden cubiertas.

Existen gran cantidad de coberturas diferentes en los seguros del hogar, aunque hay algunas más recomendables para instalaciones solares:

  • Contra daños materiales: aquí están incluidos los daños que pueda sufrir la instalación e incluso los desperfectos o la pérdida por robo.
  • De obra civil: se recomienda si los paneles van a estar en el techo o la fachada de un edificio común.
  • De Responsabilidad Civil: es obligatorio tenerla si se trata una instalación conectada a la red.

Alarmas y sistemas antirrobo

Como hemos dicho, un seguro nos cubre económicamente una vez que la instalación ha sufrido algún desperfecto. Sin embargo, existen sistemas de seguridad que nos permiten evitar ciertos riesgos y peligros que pueden producir daños en nuestra instalación.

Uno de estos sistemas es la alarma para vivienda Generalmente hay partes de la instalación (como los paneles solares) que están fuera de la vivienda, por lo que la alarma debería incluir toda la instalación. Su principal función es evitar robos, así como avisarnos de si hay algún problema relacionado con el sistema. Si bien existen sistemas de alarma generales para vivienda, también existen algunos específicos para sistemas de energía solar.  Dentro de ellos se encuentran los que consisten en señales lumínicas o sonoras dentro de la propia instalación, los que envían un aviso a un dispositivo externo o bien los que aúnan ambas.

Además, existen sistemas de alarma que se incluyen dentro de la propia instalación, sobre todo en los paneles. Consiste en un bucle cerrado de fibra óptica plástica que se entrelazan en los paneles solares. Si se intenta liberar el panel o se manipula alguna parte del sistema, el cable de fibra se rompe y activa una alarma (sirena, luz, aviso a smartphone…). Si bien este tipo de alarma es más común en los paneles solares, lo cierto es que se pueden incluir en cualquier elemento.

Por último, para poder obtener una seguridad integral, se pueden instalar sistemas de videovigilancia en toda la instalación, para ver en directo todo lo que ocurra en torno a ella.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *